CUADERNO DE BITÁCORA - CUARENTENA-

DIA 1  DE LA CUARENTENA:

La niña se ha despertado a las 7 de la mañana, son las 11 y ya quiero que desaparezca...está más intensa que nunca, o yo tengo los niveles de paciencia muy bajos.
La he tenido que llevar a su pediatra de urgencias porque no deja de echar mocos, toser como una foca y está muy irritada, curiosamente, todo se pasa una vez volvemos a casa y me gasto 25 euros en medicamentos para todos...

De paso conté al médico cómo me siento, y me recomendó ir el lunes al médico pues me intuyó una sinusitis que puede derivar a yoquesé cosa...ya tengo cita para el lunes, así que poco ha durado mi encierro. He de decir, que llevo con esto 3 semanas y si no fui al medico antes es porque no puedo faltar al trabajo, gracias al coronavirus y por mis vacaciones si.

Las ganas, los ánimos y las energías que tenía para entretener a mi hija se han convertido en el deseo de que exista el teletransporte y se vaya a través de la videollamada con mis padres, y me deje tranquila unas 5 horas (creo que estoy tirando para lo bajini).

Entre el piscolabis que hemos preparado, la comida y la siesta, nos han dado fácilmente las 4 de la tarde, bizcocho de chocolate y experimentos caseros...ya iba a tirar una caja de cartón pero decidí hacer una casa y eso ha hecho que quiera estar hacinada dentro del hacinamiento, nunca pensé que podría disfrutar de la independencia de mi hija tan pronto, ahora está con el papi jugando a la consola, a ver si logramos que se haga friki ludópata y ahí conseguiremos el limbo...(nótese simplemente un humor de #malamadretotal negro negro)
Creo que entre el baño, la cena y los 40 minutos que tardaré en dormirla habremos superado el primer día con éxito. Al fin y al cabo, ahora estoy pudiendo hasta escribir...

Comentarios