sábado, 14 de marzo de 2020

CUADERNO DE BITÁCORA - CUARENTENA-

DIA 1  DE LA CUARENTENA:

La niña se ha despertado a las 7 de la mañana, son las 11 y ya quiero que desaparezca...está más intensa que nunca, o yo tengo los niveles de paciencia muy bajos.
La he tenido que llevar a su pediatra de urgencias porque no deja de echar mocos, toser como una foca y está muy irritada, curiosamente, todo se pasa una vez volvemos a casa y me gasto 25 euros en medicamentos para todos...

De paso conté al médico cómo me siento, y me recomendó ir el lunes al médico pues me intuyó una sinusitis que puede derivar a yoquesé cosa...ya tengo cita para el lunes, así que poco ha durado mi encierro. He de decir, que llevo con esto 3 semanas y si no fui al medico antes es porque no puedo faltar al trabajo, gracias al coronavirus y por mis vacaciones si.

Las ganas, los ánimos y las energías que tenía para entretener a mi hija se han convertido en el deseo de que exista el teletransporte y se vaya a través de la videollamada con mis padres, y me deje tranquila unas 5 horas (creo que estoy tirando para lo bajini).

Entre el piscolabis que hemos preparado, la comida y la siesta, nos han dado fácilmente las 4 de la tarde, bizcocho de chocolate y experimentos caseros...ya iba a tirar una caja de cartón pero decidí hacer una casa y eso ha hecho que quiera estar hacinada dentro del hacinamiento, nunca pensé que podría disfrutar de la independencia de mi hija tan pronto, ahora está con el papi jugando a la consola, a ver si logramos que se haga friki ludópata y ahí conseguiremos el limbo...(nótese simplemente un humor de #malamadretotal negro negro)
Creo que entre el baño, la cena y los 40 minutos que tardaré en dormirla habremos superado el primer día con éxito. Al fin y al cabo, ahora estoy pudiendo hasta escribir...

viernes, 13 de marzo de 2020

PANDEMIA GLOBAL




No sé si Nostradamus predijo estos acontecimientos que iban a pasar, lo que tengo claro, es que nosotros no nos lo esperábamos, y nos ha caído como una jarra de agua fría, nos rompe la rutina y la zona confort de una manera tan tajante que nos deja en shock y no sabemos de que manera podemos reaccionar ante todo esto.



No solo hablo de ver cómo estamos dejando los supermercados, vacíos, comprando cosas absurdas a raudales, kilos de papel higiénico como si fuéramos a cagarnos la pata abajo de lo que se nos viene encima (si realmente fuéramos conscientes de lo que nos espera, seriamos más responsables en lugar de hacer tanta gilipollez), sumarnos a la tontuna humana de comprar, como el que se fuma dos paquetes viendo bajar a su equipo a segunda, como si eso fuera a arreglar algo...poniendo en ambos casos, nuestra salud y la de que nos rodea en riesgo.

Nos quejamos de la desinformación, pero cuando la hay y salen diciendo que va a haber suministros no los creemos, si las mascarillas fueran mas baratas las íbamos a tener que terminar usando de compresas...en fin, siempre he dicho que nos merecemos que Noé vuelva a salvar a los animales y nos ahoguemos todos para ver si el siguiente experimento sale bien....



Por otro lado contrario a tantas tristezas, estoy viviendo uno de los mejores momentos de mi vida, he logrado una familia preciosa, soy feliz al 100% y más ahora, que he logrado conciliar mi vida familiar con un contrato, el cual, aunque temporal, me ha hecho sentirme realizada al aportar mi granito de arena a la economía domestica y hacer algo que no sea, casa/niña y sentirme absolutamente útil y necesaria.



No sólo iba bien, sino que por circunstancias de la vida, he dejado de ser diseñadora y he empezado a ser monitora en la misma asociación de unos chicos maravillosos, auténticos y especiales que han expandido mi corazón al 500%, me tienen totalmente enamorada.

Son personas especiales y les entretenemos, enseñamos, guiamos y acompañamos día a día, dan muchos abrazos y muchos besos y te dicen continuamente lo guapa que eres y lo que te quieren...os podéis imaginar como estoy.

Pues estos amores, y yo misma, hemos vivido algo tan triste como ver escribir en la pizarra, PROHIBIDO BESOS Y ABRAZOS.


Imaginaos esas caras de incredulidad, de no saber qué pasa, que cosa tan mala puede ocurrir para prohibir "hacer el amor, y no la guerra" y cómo explicas algo para que se tome serio, pero sin alarmar o que lloren.

Es cuando te das cuenta que algo ha cambiado, que no es normal y que como bien nos dicen será temporal y hay que poner de nuestra parte para pasarlo.
Que nos tranquilizan diciendo que hasta el estado va a facilitar o dar alguna ayuda para ayudarnos estos 15 días, o los que sean para que sea menos cuesta arriba, y ya te tranquilizas algo y te dejas llevar...(aunque todos sabemos que van a venir curvas gordas)


Cuando te pones a pensar en lo que ha pasado, en que veíamos lo que pasaba en Italia y sospechábamos que no estaba tan lejos para poder llegar, que cuando ves las barbas de tu vecino afeitar, pon las tuyas a remojar... de repente, tienes un momento de lucidez, gracias a que se te ha oxigenado un poco el cerebro, y piensas..oye,  y esos refugiados? sin casa, sin hogar, con niños pequeños, sin trabajo ni dinero, sin ayudas...que todo el mundo los rechaza...como lo hacen?


Es cuando te das un poquito de cuenta de que a pesar de quejarte de Españistan país de pandereta, que eres afortunado dentro de lo que cabe y te sientes un poco subnormal (con mil perdones).


Quizá estoy recuperando un poquito de cordura, estoy madurando, o igual mis nuevos compañeros de aventuras me están enseñando a darme cuenta de qué es lo realmente importante, lo que tengo claro es que cada día agradezco más lo que tengo, sea lo que sea, un día tengo poco, otro algo, otro mucho, pero como al día siguiente puede que no tenga nada, o que simplemente no esté, pues qué queréis que os diga....que doy gracias por vivir un poquito más y si es al lado de mi niña que además de volverme loca, y sacarme la paciencia que no tengo me hace la persona más feliz del mundo...pues hagamos algo práctico estos días, y a ver si pasan rápido!!




Pensemos que no estamos como el protagonista de "La vida es bella", destinados a ser gaseados y morir hacinados en unas barracas mugrientas, estamos en casa, con nuestros hijos y es cuestión de tiempo, tenemos comida, bebida, ropa limpia y agua caliente para ducharnos, ah! y posiblemente cantidades ingentes de juegos de mesa o juguetes con lo que entretenernos...por no decir la necesidad que tiene la casa de un repasito profundo porque los findes los queremos para salir y no le dedicamos el suficiente tiempo, así que, el no salir, nos habilita el tiempo para que cojamos la bayeta!!! TACHAAAAAAAAAAAANNNNNNNN... (sé que no es emocionante, pero hay que verlo así).



Recordemos que somos el ejemplo y el espejo de nuestros hijos y seamos la mejor versión de nosotros mismos, sólo así tendremos un futuro mejor que el que vivimos...


Un besote y gracias por leerme, simplemente lo hago para ser positiva, soy consciente que veré a mis padres, familia y amigos dentro de bastante por hacer las cosas bien y me hacen falta como el comer, ayer lloré, hoy, me levanto y ando...