martes, 31 de marzo de 2020

DESEOS

Cuantos días deseando que el fin de semana se prolongara, cuántos deseando no madrugar para ir a trabajar y cuántos implorando que los tres estuviéramos más juntos, y más unidos, que no es lo mismo...

Esos días que te pegas un capricho ( parece que estamos cogiendo costumbre) y haces un postre, o algo especial y rico, te abres diariamente una cervecita, y encuentras espacios para todo, como si de un puzzle se tratara..

Cómo nos gusta el eterno pijama, y el 'hoy no me ducho' el 'qué te apetece comer hoy reina?' y el tomamos un piscolabis en la terraza?..

Hemos creado una rutina en esta nueva situación, la rutina se llama, 'hay que hacer cosas pero no hay tiempo ni horarios'...y te dejas llevar, y de repente te das cuenta de que oye! No está tan mal...

Y a pesar de haber pensado que esto es una pesadilla, te das cuenta de que, todo eso que deseabas, que pensabas, que querías, se ha cumplido, que no tienes porqué salir de casa, y que no te mueres por ello (más bien al contrario)...y que pasan los días, pero desde luego, que en esta casa no pasan los momentos, se quedan y se viven, así que quedarán en nuestra memoria...una de las cosas que me está enseñando esto (aunque ya lo intuía) es que nos llevamos muy bien los tres, que mi chico y yo somos un gran equipo, que somos razonables, empaticos y currantes, que somos positivos y que estamos, por así decirlo en el mismo barco... sólo con la mirada sé, y sabe, que estamos orgullosos el uno del otro...y que algún día esto pasará, y habrá que volver a la otra locura 'normal', así que porque no pararnos y disfrutar mientras suene la música?

Todos sabemos que esto, es como el que se tira por un rascacielos, y prueba lo que es volar, que se lo pasa en grande mientras lo hace, pero que la ostia va a ser tremenda...y que si sale vivo de esta, va a tener consecuencias graves para todo...pues eso, todo lo sabemos, pero como estamos volando...mejor no pensar en la ostia, y disfrutemos el vuelo de la mejor manera.

lunes, 30 de marzo de 2020

GARABATEOS Y MIGAJAS

Hoy llueve, y ahora, en el silencio de la noche, mientras mi pareja y mi hija duermen, salen como yo digo, 'garabateos'... Cosas que no se piensan en la actividad del día, pero que, un día cumplido este, aparecen sin más, para enturbiar tu mente y, como no, no dejarte dormir...

No me quiero centrar en ellos, no se si son importantes o no...a estas alturas estoy aprendiendo a priorizar y ahora, lo más importante, es descansar para mañana poder tener energía, para el teletrabajo, para la casa, para la niña...y hasta para mí (aunque sea un ratito).

Normalmente cierro los ojos, e imagino una gran bola pegajosa, que choca de pared en pared de mi cerebro, y va cogiendo esas hebras garabateadas, limpiando mi mente...hasta que caído profundamente dormida.

Hoy he bromeado en la cama con mi chico, nos hemos reído y al verme con poco sueño me ha preguntado si me ponía sonido de mar o tormenta, en una frikada que le regalé para papá Noel...pero hemos terminado pensando...para que? Si está lloviendo! No hay nada más natural que lo que tenemos a mano, y hay veces que no lo vemos por estas putas tecnologías...cada día más ciegos, ya os digo yo!!

Así que me puse a escuchar la lluvia, pero necesitaba algo más de paz, y ya sabía quién me lo podía dar...el olor, la respiración y el tacto de mi hija...eso debe de poder amansar a la fiera más terrible! Y es que para mí, como para todos los padres, mi hijita es magia pura.

Aquí me hago, no os entretengo más...tan sólo quería compartir algo, migajas...pero que en época de guerra no vienen mal...

Escucho su respiración, me llama...al menos así lo interpreto.
Buenas noches.