viernes, 21 de agosto de 2020

Salidas y Metas

Al hablar con madres que me rodean me entienden, imagino que todo el mundo necesita unas rutinas, y unos empieces y unos finales para llevar la vida más o menos ordenada 

Mi caos y mi carácter hace que lleve las cosas mejor con ellas, aunque sean pocas, y estos momentos que nos están tocando vivir me hace estar en una situación un poco oscura, siempre me acuerdo de el túnel que hay en un pueblo cerca de Castro Urdiales, el túnel de Mioño, que cuando pasabas por el, como estaba oscuro, solo veías la luz al final del túnel pero en este caso, cuanto más te acercas no se hace más grande el puntito y más nítido, sino que se sigue alejando, sintiendo que todo lo que has avanzado hasta ahora, no ha servido para nada.

Como madre, sé qué figura soy frente a mi hija, que tengo que dar ejemplo y seguridad, buscar soluciones, proteger y cuidar, y hacer todo lo más llevable posible, pero cuando ya somos mayores, a pesar de tener padres, la figura más autoritaria que tenemos en estos casos tan extremos, es el gobierno, de ahí su nombre, y el gobierno, lo poco que sé es que está callado y no nos dice una mierda de las cosas que están valorando, de lo que están estimando, del camino que van a seguir, de los métodos y medidas que van a tomar ni qué carajo van a hacer...
No hablo de derechas, izquierdas ni de al centro o 'pa dentro', hablo de que dentro de menos de 1 mes se supone que nuestros hijos deberían empezar el colegio, es decir, acaba el verano, las vacaciones, empieza la era lectiva, nosotros ahora después de todos estos meses necesitamos hacer algo para sentirnos seguros, realizados, cotizados...todo lo que sea una seguridad, o un orden, un ¡algo!, Y no sabemos una mierda.

Ahí tengo el uniforme del año pasado que por si las moscas le probaré a mi hija por si hay que 'estirarlo' para estos meses antes del frío, no compraría ni libros porque igual con algunas fotocopias la da para colorear circuitos con 4 años...y ¡poco más! No voy a aspirar a buscar trabajo porque para que voy a pagar el 90% de mi sueldo para que otra persona cuide a mi hija, para eso la cuido y la vivo yo, porque ni se sabe lo que va a durar esto ni si puedo contraer la covid y durar viva menos de lo que pensaba.

Tengo la sensación de que las cosas que me ilusionaban, que como todos es reunirnos en familia, salir por mi Madrid y patearmelo, irme a un buen cine o a un teatro, admirar museos y monumentos...todo es convivir en sociedad...así que lo único a lo que me aferro es a vivir con mi propia familia , dar paseos por senderos y si cuadra un sitio semi vacío, tomarme un algo fresquito para volver a casa.

Después de toda esta pataleta de niña pequeña, quiero aclarar que soy consciente de la mega suerte que tengo, mi pareja trabaja, no tenemos un negocio hostelero o que haya sufrido una gran perdida por la covid, tenemos casa, comida, salud... sé que a unos les está tocando de lleno más esto, pero como todo en esta vida, cada uno contamos lo que nos afecta personalmente.

Si esta situación la extrapolas a gente por ejemplo en Venezuela, que si antes las pasaban putas ahora estarán pasándolas canutas, a los que no tienen trabajo y tienen unas responsabilidades que no se mantienen solas o a gente que está luchando por salvar una vida, incluso la suya...te da la perspectiva de que estoy en el mejor nivel (como en la película de El Hoyo).

Por eso y porque sin esperanza no se vive quiero pensar que todo esto pasará, no el puto bichito que mutara de nombre...sino que quiero pensar que este ostión que nos ha dado la vida, que ha puesto patas arriba todo nuestro mundo hará que aprendamos a adecuarnos a unos nuevos tiempos, que nos ha llegado de sopetón en lugar de evolucionar suavecito, pero que a lo mejor el cambio va a permitir que encajemos más en la sociedad y en liberarnos, (al menos a algunas profesiones), de tener que ir físicamente a un sitio en unas horas establecidas para cumplir objetivos de la empresa.

Vamos a ver cómo evoluciona todo esto, por ahora los contagios crecen y veo que o se nos mete en casa o nos vamos a la M.
Un saludo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario