lunes, 12 de octubre de 2020

Iván

Recuerdo aquel día, que chateando con un tipo, me mandó un par de canciones tuyas, al principio pensé que el chaval tenía el gusto raro, pero con el tiempo me fuiste conquistando... tú y él.

Pasó el tiempo y le pasé unas de love of lesbian, con el tiempo también me confesó que le pasó lo mismo, no le gustaron de primeras pero se convirtieron en indispensables.

Me enamoré de tí, a través de él, o al contrario, lo que tengo claro es que tú marcabas mis sueños, aún durmiendo con otro, el físico eras tú, pero yo sabía que era él, y así te hiciste un hueco, más bien un sitio 'para siempre' en mi corazón (sigo soñando contigo cuando toca).

Llegó el momento de dar el paso a lo turnedo, salí a esa playa, quede con él después de 6 años de mensajes sin vernos y decidí mi destino haciendo lo que me da la gana, besarle y decidiendo que a pesar de no saber dónde iba a llegar, lo que tenía claro es que no quería estar donde estaba.

Y ya van esos 6 años + otros 9, con el amor de mi vida, una niña preciosa de 4 añitos, y tú, que me acompañas cada día (aún más que love of lesbian que tb) con tu aparición de vez en cuando en mis sueños (solo noches de marcha, sin sexo, ya sabes...).

Un día en el preestreno de REC te vi entre el público y me atreví a pedirte una foto, si supieras que sólo me he hecho una foto contigo en plan 'personaje publico' y es que si me hacía una foto de ese tipo solo podría pasar la verguenza de pedírtela a tí.

A veces he pensado que puedes ser el típico capullo que le puede la fama, el follafans sin ningún fondo, drogata, borracho, un vende humos...pero que cojones! Me llegan tus letras, te he visto en mil conciertos y otras mil entrevistas, hago mis conjeturas a lo Sherlock y me digo...un ser despreciable no puede escribir y mostrar frente a tantas personas lo que nos das, lo que me das, lo que has hecho que haga y que gane, mi gran jugada. ( Y si lo eres ¿qué más da? Yo tengo lo mío)

Así que te quiero Iván, así sin conocerte, ni a tí ni a Amaro, que hemos compartido algún chateo esporádico, porque me habeis dado lo más bonito que tengo, ¿que cómo? Escribiendo sobre las baldosas amarillas para seguir dicho camino.

Sé que no sois ídolos perfectos, ni gente de fuera de este planeta, sois personas normales y por eso llegáis donde llegáis, porque nos sentimos identificados...el truco más sencillo para triunfar en el club de la comedia (y a la vez el más complicado).
No creo que me leereis pero espero que sigáis ahí porque siempre tengo la ilusión de descubrir algo con vosotros.
Besos mil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario